Cemento malo, cemento bueno. ¿Cómo saberlo?

¿Alguna vez te has puesto ha pensar si el cemento puede ponerse malo? No es algo en lo que uno se detenga mucho a pensar ¿verdad? Pues bien, es hora de que lo hagas. El cemento, su calidad y su buen uso, son en gran medida responsables del éxito en toda construcción, no vamos a achacarles toda la responsabilidad, pero si la atención que se merece, escoger un cemento acorde a tu proyecto.

Cómo saber si el cemento está malo
En San Miguel trabajamos con cemento de la mejor calidad y respaldo.

Hay expertos que afirman que los estándares de calidad solo pueden ser medidos a través del cumplimiento de normativas estándar por parte de las empresas productoras, otros dicen que la calidad depende del color del cemento, que entre más oscuro es más fuerte. Por otro lado, una de las creencias más conocidas es que el cemento sirve para todo y que así, las tareas tienen que resultar bien, independientemente de cómo se hacen, lo que pasa es que cuando el proyecto no sale bien, se señala al pobre cemento como culpable absoluto, cuando en realidad es apenas una de las cosas que puede fallar dentro de la gran cantidad de situaciones posibles, agregados de mala calidad y sobremedida de agua son solo un par de ellos.

En realidad hay mucha más tela que cortar cuando de la calidad del cemento que vas a usar en tu construcción se trata.

¿Cómo saber si el cemento esta malo?

Esto es algo que generalmente se nota de manera muy fácil, pero solo cuando ya es demasiado tarde, si notas demasiadas piedras, grumos o partes del cemento ya duros, talvez no es lo mejor utilizar ese saco en tu construcción.

¿Y cómo puede prevenirlo antes de comprarlo?

En el momento preciso de comprar el cemento, revisa la temperatura del saco, tiene que sentirse frío, también que venga completamente sellado y no se note humedad, como si hubíese estado mojado por algún tiempo, analice la procedencia y confíe solo en marcas reconocidas que cumplan con normas de calidad recomendadas.

TIPS

Si lo que querés es probar si el cemento que vas a utilizar te va a servir, hace la siguiente prueba; toma un poco de cemento y mezclalo con agua para hacer una masa plástica; como hacer unas bolitas con la mano y espera unas horas para verificar que se hayan endurecido y que sean estables al aire libre y también cuando son sumergidas en el agua, es una prueba bastante sencilla para juzgar si el cemento va a funcionar.

Controla que el cemento no sea alterado con más agua de la que necesita, porque esto empezaría a deteriorar su resistencia y durabilidad, y por último comprobá que no tenga más de 30 días de estar almacenado.

¿Tenés más tips que querás compartir? no dudes en hacerlo dejándonos tu comentario.

Porcelanato vrs Cerámica ¿cuál es mejor para mi?

Seguramente sos de los que piensa ¿pero no son lo mismo? o de los que al ver los precios te das cuenta que el porcelanato es más caro y entonces asumes que es mejor, pues bien, ni lo uno ni lo otro, hoy lanzamos al ring a dos de los materiales más populares para pisos, baños, cocinas etc etc etc y queremos que dés por ganador al que más conviene para tu proyecto.

Pisos-porcelanato

¿Tu proyecto es en exteriores?

Un patio o una terraza lucen geniales en ambos materiales, pero cuidado!, la cerámica absorbe mucho más el agua, por lo que va a retener líquido y podría darte grandes dolores de cabeza, si lo tuyo es en exterior, el primer round lo gana el porcelanato!.

Proyecto “hacelo vos mismo”

La cerámica es muy maleable, lo que la hace perfecta para trabajarla personalmente, el porcelanato en cambio requiere un disco de diamante y manos expertas para cortarlo, segundo round que los jueces dan a la cerámica!.

Pero…. ¿cuánto duran?

Aunque ambos están hechos de arcilla, la arcilla que se usa para el porcelanato es más refinada y purificada, se prepara a temperatura más alta y a mayor presión, lo que resulta en un material más duro y por consiguiente, de mayor durabilidad. Por tanto si deseas que te dure mil años, debés darle el tercer asalto al Porcelanato.

y…¿el precio?

No te vamos a dar muchas largas con esto, te basta con visitarnos y para darte cuenta que el Porcelanato siempre es más costoso que la Cerámica, hasta ahora parece un empate, el siguiente punto lo define todo.

El diseño

Mientras el porcelanato viene en diferentes tamaños, de pequeños a súper grandes, la cerámica aparece en tamaños más pequeños, aunque con decenas de colores.

Vaya! parece que llegamos al final del artículo con un empate técnico entre ambos materiales, en realidad ambos son muy buenos, y dependerá mucho de tu proyecto, presupuesto y gusto personal, para determinar cual escoger, visitános para conocer más sobre ambos!

Dejános tu comentario y decínos cuál es tu favorito!

 

 

13 cosas que debes saber antes de comprar un lote

 

Estás planeando comprar un lote, ya has hablado con amigos y conocidos sobre tu sueño de tener un terreno propio, y realizar ahí tu construcción, hay un lugar en donde te encantaría comprar, y querés comprar ya! Paciencia, te dejamos 13 cosas que debes saber antes de tomar la última decisión…

¿Para que querés el terreno?

Una vez pensado para qué es el terreno, hay que saber si el proyecto que tenés en mente se puede realizar en él: esto quiere decir que lo ideal es ajustar la compra de un terreno a la idea preexistente. Es importante, por entonces, tener 2 o 3 opciones de terreno a comprar, pues resulta común que la opción deseada en ocasiones no pueda concretarse.

Asesoría Profesional: 

Aunque te guste hacer las cosas por tu cuenta, analiza la posibilidad de contar con un asesor inmobiliario, para garantizar que tu dinero se invierte sabiamente. En la compra de un terreno existen una serie de aspectos técnicos, legales y financieros, que muchas veces hacen necesaria  la asistencia de profesionales especializados.

Características de la zona:

Examina cuidadosamente el área en la cual estás interesad@ para asegurarse de que las casas que se encuentran próximas tengan un valor comparable con la que deseas construir.

Valor comercial de la zona

Verificá el costo del terreno contra otros similares en la misma zona, trata de determinar el valor del metro cuadrado y si es congruente con el precio y los metros que te ofrecen vender.

Comportamiento de la zona

Antes de empezar a negociar, visitá con tiempo nuevamente el terreno, al menos en tres horarios distintos: a la mañana, a la tarde y a la noche y observa detenidamente el movimiento, el nivel de ruidos y la actividad de la zona.

Vecinos

Sumamente importante es que te pongas en contacto, si lo hubiese, con el delegado, representante legal o presidente de la unión vecinal a fin de evaluar –si los hubiese- no sólo los particulares códigos de edificación o convivencia del sitio, sino también el nivel de compromiso y participación que los habitantes de la zona tienen respecto de iniciativas encaminadas a mejorar la salud, higiene, convivencia, tranquilidad, bienestar y seguridad de la zona. evitarla. Lo ideal, en este sentido, es hallar una zona en que la ecuación seguridad/libertad sea balanceada.

Vías de acceso y transporte:

Las vías de acceso son importantes a fin de conocer los tiempos necesarios para llegar a nuestro lugar de trabajo. Verifica el estado de los accesos y evalúa la disponibilidad de los diversos transportes públicos.

Tolerancia climática de la zona: Visitá de ser posible la zona en las condiciones más desfavorables, ya sea tanto por la noche como después de una gran lluvia.

Infraestructura y servicios disponibles:

El agua, las alcantarillas, la electricidad, el teléfono, TV , INTERNET, alumbrado público, calles, recolección de residuos, el pavimento, son fundamentales al momento de tomar la decisión de la compra de un terreno y de no poseerlos el costo de ejecución de los mismos, si está dentro de los planes de las empresas prestadoras del servicio y los gastos en que incurrirías por llevarlos hasta la propiedad. Revisa también la cercanía de escuelas, centros de salud, de recreación y la seguridad que haya en el sitio.

Orientación del terreno:

Revisá la Orientación respecto al Sol. Los terrenos orientados al Sur son los menos recomendables, estos suelen ser los más húmedos, sobre todo si allí se debe construir una propiedad de dos plantas, los de orientación al Norte suelen ser más invasivos, las ubicaciones con vistas al Este resultan los más aptos. Si el terreno es en clima caliente deberá buscar que la orientación de la mayoría de las habitaciones queden ubicadas hacia el norte y que la dirección de los vientos dominantes sirva para refrescar su casa; si el terreno es en clima frío deberá buscar una orientación desde el este hasta el sur, buscando que la dirección de los vientos dominantes no enfríen su casa.

Ubicación del terreno:

Si el lote se encuentra dentro de un fraccionamiento, debemos decidir si se ubicará al inicio, la mitad o final de este, en esquina o terreno intermedio, ya que de acuerdo a esto será el precio del terreno. Casi siempre la mejor ubicación de tu terreno será en esquina, ya que con ello el arquitecto contara con dos frentes para proyectar las ventilaciones y orientaciones de sus habitaciones.

 

Información legal:

Antes de comprar el terreno, consulta con un profesional matriculado. Es importante asegurarse que el inmueble esté libre de gravámenes: impuestos, hipotecas, embargos y otras deudas o afectaciones y que la persona que vende el terreno es efectivamente la dueña o dueño o esté autorizado para hacerlo, debés certificar el vendedor tenga escritura que lo acredite como propietario del terreno y que esté inscrita en el Registro Público de la Propiedad, o al menos en trámite de inscripción.

Conocer reglamentos y códigos de edificación:

Hay que analizar los reglamentos de la urbanización de la zona con detenimiento. En general los municipios, comunas, etc., poseen normativas específicas en cuanto a los que se denominan usos de la tierra, densidades de edificación, alturas de las edificaciones, retiros, etc., que pueden condicionar seriamente el proyecto de obra, o bien la calidad de vida que tengamos en un futuro. Es conveniente que previa la decisión de la adquisición conozcamos esta normativa.

También podés leer

5 cosas que debes dominar antes de construir tu casa soñada

¿Cuáles permisos necesitó para iniciar la construcción de mi casa?

5 cosas que debes dominar antes de construir tu casa soñada

Ya está todo listo, contrataste un buen equipo de trabajo, arquitecto, ingeniero, maestro de obra y peones, todos preparados para iniciar la construcción de tu nueva casa, vos te reúnes con ellos para ver detalles y de pronto parece que te están hablando en otro idioma, te hablan de la losa y vos te imaginás que están hablando del baño, o te dan detalles de la cimentación y no tenés idea de que están hablando. Por eso te traemos 4 cosas muy importantes que debés conocer si eres completamente nuevo en esto de la construcción y querés saber de qué hablan los demás; ¡La estructura de tu casa!

La Losa: También llamado piso, soporta pesos de muebles, personas y hasta su propio peso, y se encarga de transmitir ese peso hacia las vigas, también transmite los efectos de un sismo colaborando en la distribución de la energía y minimizando los efectos que pudieran provocarse, la losa también es la encargada de mantener unidas las vigas, las columnas y los muros.

Las Vigas: Un elemento horizontal que transmite las cargas hacia el muro

Columna: Se encarga de enviar las cargas hacia los pisos inferiores y la cimentación

Muros: Estos transmiten las cargas de la losa y las vigas también hacia los pisos inferiores y cimentación.

Cimentación: La base de cualquier estructura, se encarga de enviar las cargas hacia el suelo o terreno de construcción

Mirá este dibujo y conocé donde va cada cosa.

Screen Shot 2016-06-16 at 7.48.31 AM

Pues ahí lo tenés, a partir de ahora sabrás lo necesario para entrar en la conversación inicial de la construcción de tu casa con el ingeniero, no dudes en preguntarle si tenés dudas, ¡feliz construcción te desea Materiales San Miguel!

* fuente. Manual del maestro constructor

Si querés saber más no dudes en contactarnos.

También puedes leer:

¿Cuáles permisos necesito para iniciar la construcción de mi casa?

Lo que debes saber antes de comprar un lote